Villafranca

Después de varios meses sin salidas en grupo, hoy hemos vuelto a cargar los kayaks en el remolque y hemos recorrido uno de nuestros lugares favoritos: el Guadalquivir en Villafranca de Córdoba.
Como es habitual, embarcamos junto al puente de los Remedios y comenzamos a navegar río abajo. A pesar de que la reserva hidráulica de la cuenca del Guadalquivir está por debajo de la media de los últimos años (47%), el río nos ofrecía un buen caudal -algo más bajo que de costumbre- y ninguna corriente.
A unos tres kilómetros de la ruta llegamos a la desembocadura del arroyo Guadatín. A finales del invierno, las riberas del pequeño Amazonas no son tan frondosas como en primavera y verano pero el paisaje es igualmente espectacular. Al haber menos agua, la ruta se nos terminó algo antes de lo previsto pero, a cambio, nos entretuvimos sorteando los troncos que atraviesan el cauce.
De nuevo en el Guadalquivir, decidimos continuar hasta la presa de Villafranca, una obra de 1948 dedicada al uso hidroeléctrico y al riego. Junto a la presa terminó el camino de ida y volvimos las proas camino del punto de embarque. Después de la parada del bocadillo, rodeamos la isla de los Pájaros y completamos los casi 13 kilómetros de la travesía.
Un gran día de kayak, el primer capítulo del que esperamos que sea un gran año para el piragüismo.

Las fotos de la travesía están en este enlace.

Esta entrada ha sido publicada en Actividades del club y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.