I Travesía Córdoba-Palma del Río

 Algo más de 72 kilómetros separan el embarcadero del Club de Piragüismo Córdoba (junto a la IDM Centro Náutico, Córdoba) del embarcadero del Club Viento Sur (en Palma del Río, bajo el viejo puente de hierro). Unir esos dos puntos a través del Guadalquivir era el objetivo de la I Travesía Córdoba-Palma del Río.
Palistas del Club de Piragüismo Córdoba, del Viento Sur y de Los Papafrita, así como amigos de Jaén, Moriles y Murcia, nos echamos al agua temprano para iniciar esta aventura en dos etapas. En el kilómetro 5 de la travesía apareció el primer gran obstáculo: el salto del molino de Casillas, todavía en el casco urbano de Córdoba. El gran caudal que lleva el río nos facilitó bastante la operación y antes de lo previsto nos encontramos bajo el puente de Abbás Ibn Firnás.
Muchos son los tributarios que alimentan el Guadalquivir en este amplio tramo; el más importante por la orilla izquierda, el río Guadajoz, nos recibió alrededor del kilómetro 10, a la altura del aeropuerto; algo más adelante, en la otra orilla, el arroyo Guadarromán separa los términos municipales de Córdoba y Almodóvar del Río, después de pasar junto a Majaneque y Encinarejo de Córdoba.
 Como corresponde a su curso bajo, el Guadalquivir transcurre sinuoso entre amplios meandros y encajonado en un denso bosque de ribera. Muy pronto, entre curva y curva, asomó la imponente figura del castillo de Almodóvar, una atalaya altomedieval construida sobre un castro romano y rescatada de la ruina en el primer tercio del s XX. La imagen del castillo de Almodóvar coronando el cerro de la Floresta, en la margen derecha del río, nos sirvió de guía durante los primeros treinta kilómetros de la ruta, y a su sombra desembarcamos, junto a los restos del portus de Cárbula (la Almodóvar romana) desde donde hace siglos partían las ánforas de aceite y los cargamentos de cereal en las barcazas que buscaban el océano Atlántico.
El siguiente hito lo encontramos diez kilómetros después, en la localidad de Posadas. Prácticamente equidistante, uniendo y separando ambos municipios, el río Guadiato entrega sus aguas al Guadalquivir por la orilla derecha, aguas menguadas tras su paso por la presa del embalse de La Breña. El término municipal de Posadas llega hasta el arroyo del Homenaje (en la margen izquierda) y, tras superarlo, aún nos faltaban un par de kilómetros para completar la primera jornada.
El azud de Ochavillo del Río, en el término municipal de Fuente Palmera, marcó el final de etapa. Este es el segundo obstáculo de envergadura, y el más complicado de salvar, de todo el recorrido. Gracias a la generosa ayuda de los compañeros del Club Los Papafrita, pudimos poner los kayaks en tierra y montar un campamento improvisado donde pasar la noche.
La segunda jornada, más corta y menos complicada, comenzó con la incorporación de un grupo de palistas del Club Viento Sur, que se nos unieron a la altura de la finca de Las Monjas.
 Durante varios kilómetros, el Guadalquivir hace de frontera entre Posadas (a la derecha) y Fuente Palmera (a la izquierda) hasta que, a la altura de la Hacienda Moratalla, entramos en tierras de Hornachuelos. La desembocadura del río Bembézar, por la margen derecha, y varias zonas de aguas rápidas, son sin duda en el principal atractivo de este tramo.
En el kilómetro 65 de la ruta llegamos al término municipal de Palma del Río, a partir del lugar donde el arroyo del Veredón del Mohíno confluye con el Guadalquivir. Surcamos un par de nuevas zonas de aguas revueltas antes de que se nos apareciera -por fin- la imagen de los impresionantes arcos atirantados del puente Reina Sofía.
El río todavía nos obligó a recorrer los últimos meandros antes de desembarcar, como estaba previsto, bajo el secular puente de hierro, donde nos esperaban los compañeros de Viento Sur -que se ocuparon del almuerzo-, los del Club de Piragüismo Córdoba -que habían preparado la logística para el regreso- y los del Club Los Papafrita, a quienes quisimos agradecer su nunca suficientemente valorada colaboración.
Qué mejor manera que este encuentro para poner el punto final a esta primera travesía Córdoba-Palma del Río que, estamos convencidos, no será la última.

Todas las fotografías de la actividad están en este álbum.

Esta entrada fue publicada en Actividades del club, Otros clubes y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

One Response to I Travesía Córdoba-Palma del Río

  1. Francisco Javier López Gallardo dijo:

    Orgulloso de haber realizado la ruta, acompañando de buenas personas. Espectacular los entornos naturales de cada tramo del Río. Espero repetir. Gracias a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.