De Algallarín al Tamujoso

 A pesar del escaso caudal que presenta en estas fechas el Guadalquivir, las aguas retenidas por la presa de El Salto (en el término municipal de El Carpio) nos han permitido hoy recorrer un buen tramo entre el embarcadero de Algallarín y el arroyo Tamujoso.
Echamos los kayaks al agua en un confortable pantalán instalado por el Ayuntamiento de Algallarín (una Entidad Local Autónoma, dentro del término municipal de Adamuz) y nos dispusimos a navegar aguas abajo. En este tramo, el Guadalquivir separa los términos municipales de Adamuz (en la margen derecha) de Pedro Abad (en la izquierda), entre un denso bosque de ribera desde el que nos contemplaban los cormoranes, las garzas y las garcetas, y hasta algún calamón que levantó el vuelo entre las eneas.
Apenas a dos kilómetros del embarque, nos encontramos, por la derecha, con el arroyo de Pedro Gil y nos adentramos hasta donde nos permitió el caudal (por su cauce y por el del arroyo del Caño). Volvimos las proas y de nuevo al Guadalquivir.
La siguiente incursión fue, de nuevo en la margen derecha, por el arroyo de Algamosilla, a un kilómetro y medio de la anterior desembocadura. Un recorrido corto pero muy interesante, entre álamos, moreras y olivos que llegan hasta la misma orilla.
 A partir de este lugar, el Guadalquivir inicia un amplio meandro que varía el curso del río 180º (de NE-SW a SW-NE). Mediado este tramo, llegamos a la última cita de nuestra travesía, la del arroyo Tamujoso. El Tamujoso es un arroyo largo, que serpentea desde los cerros que separan esta cuenca de la del Guadalmellato. Pese a la cercanía de la presa, sus aguas se vuelven pronto cristalinas y plagadas de pececillos. Pudimos navegar más de un kilómetro por su cauce estrecho, fresco y sinuoso hasta el puente de la carretera que une Adamuz con Pedro Abad. Sólo por recorrer este arroyo ya mereció la pena el paseo.
Después de la parada del bocadillo, desde allí repetimos el camino de vuelta, aunque no nos resistimos a avanzar casi un kilómetro más río abajo hasta ver aparecer, a lo lejos, la impresionante presa de El Carpio, el dique que nos había facilitado tan excelente caudal con el que disfrutar de este magnífico día de piragüismo.

Hay algunas fotos de la travesía en este enlace.

Publicado en Actividades del club | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Villafranca

Después de varios meses sin salidas en grupo, hoy hemos vuelto a cargar los kayaks en el remolque y hemos recorrido uno de nuestros lugares favoritos: el Guadalquivir en Villafranca de Córdoba.
Como es habitual, embarcamos junto al puente de los Remedios y comenzamos a navegar río abajo. A pesar de que la reserva hidráulica de la cuenca del Guadalquivir está por debajo de la media de los últimos años (47%), el río nos ofrecía un buen caudal -algo más bajo que de costumbre- y ninguna corriente.
A unos tres kilómetros de la ruta llegamos a la desembocadura del arroyo Guadatín. A finales del invierno, las riberas del pequeño Amazonas no son tan frondosas como en primavera y verano pero el paisaje es igualmente espectacular. Al haber menos agua, la ruta se nos terminó algo antes de lo previsto pero, a cambio, nos entretuvimos sorteando los troncos que atraviesan el cauce.
De nuevo en el Guadalquivir, decidimos continuar hasta la presa de Villafranca, una obra de 1948 dedicada al uso hidroeléctrico y al riego. Junto a la presa terminó el camino de ida y volvimos las proas camino del punto de embarque. Después de la parada del bocadillo, rodeamos la isla de los Pájaros y completamos los casi 13 kilómetros de la travesía.
Un gran día de kayak, el primer capítulo del que esperamos que sea un gran año para el piragüismo.

Las fotos de la travesía están en este enlace.

Publicado en Actividades del club | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Descenso Alcolea-Córdoba

El cauce sinuoso y los amplios meandros del tramo bajo del Guadalquivir convierten los apenas 12 kilómetros que separan el embarcadero del Club de Piragüismo Córdoba del azud de Alcolea en más de 18 cuando se recorren por el río.
Para iniciar este descenso, echamos los kayaks al agua en el azud de la Hidroeléctrica y comenzamos a palear aguas abajo. A los cuatro kilómetros, nos encontramos con el primer obstáculo: El Levigar; en ese lugar, los restos de un antiguo azud (derruido desde hace años) nos obligaron a realizar el primer porteo. A partir de ahí comienza el tramo medio del descenso: casi 10 kilómetros de paleo continuado, con el primer paso bajo la autovía (PK 6,5) como única referencia.
En el kilómetro 13 se levanta la presa junto al molino de Lope García, que nos llevó -otra vez- a echar pie a tierra y, apenas 600 metros después, el puente de la gravera junto al molino de Carbonell, el tercer y último porteo de la travesía.
Desde ese punto, el paisaje nos es mucho más conocido: nuevo paso bajo la autovía del Sur (PK 16,8) y, un kilómetro después, el puente del Arenal que marca el fin de la ruta.
Sin duda un descenso interesante, con tramos tranquilos, algunos rabiones y hasta algún pequeño tren de olas. Lo único malo, los porteos, con incómodos desembarcos y trayectos a pie que alargan en exceso la jornada.
Merece la pena.

Hay algunas fotos de la actividad en este álbum.

Publicado en Actividades del club, El Guadalquivir | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Sancti Petri

Hacía mucho tiempo que teníamos subrayado el nombre de Sancti Petri en nuestra agenda. Sancti Petri da nombre a un poblado marinero (hoy prácticamente abandonado), al caño o canal que rodea la isla de León, a una playa (al norte de La Barrosa), a un castillo centenario y al islote sobre el que se levanta. Y para recorrer todo eso cargamos las piraguas y nos fuimos para Chiclana de la Frontera (Cádiz).
La jornada comenzó en uno de los lugares más marineros del antiguo poblado: la Asociación de Pescadores de Caño Chanarro. Allí desayunamos (a la sombra de un gigantesco atún rojo), allí nos reunimos con el grupo de kayakistas que se habían ofrecido a guiarnos durante la travesía y desde allí salimos hacia el punto de embarque.
Echamos los kayaks al agua en la playa de Sancti Petri, junto al puerto deportivo, y pusimos las proas rumbo al castillo. En esta primera etapa recorrimos un par de kilómetros por aguas tranquilas, primero por el caño, después por la desembocadura y, por fin, por mar abierto hasta el islote de Sancti Petri. A la altura del espigón, la mar se animó y las olas nos amenizaron el paseo. A unos más que a otros.
 La isla de Sancti Petri, en la que desembarcamos, se alza al final de la desembocadura del caño (hace miles de años, a la llegada de los primeros pobladores, aún se mantenía unida a la isla de León) y en ella se sitúan edificaciones que navegan entre la historia y la leyenda; nos referimos al templo dedicado a Melkart (dios fenicio) o a Heracles (griego), e incluso a las míticas columnas de Hércules.
De los restos de aquel santuario apenas queda alguna huella en los museos. En su lugar (aunque no necesariamente en la misma ubicación) se alza, desde el s. XVI, una construcción defensiva, el castillo de Sancti Petri, que nació como torre de vigilancia para ser más tarde ampliada y fortificada, hasta alcanzar el aspecto actual, recientemente rehabilitado. El conjunto del islote y el castillo rezuman historia, misterio y magia.Una visita ineludible.
Volvimos al agua y rodeamos el islote para, después de navegar junto a los farallones de su cara norte, dirigirnos hacia la Punta del Boquerón. Esta segunda etapa de la travesía fue la más tranquila y las olas de popa nos empujaron y condujeron plácidamente hacia los dos búnkeres que rompen la horizontalidad de esta playa. Estos dos búnkeres fueron las baterías defensivas (bautizadas como Aspiroz y Sangenís) que, desde el s XVIII y artilladas con cañones, protegieron la bahía de Cádiz por su entrada sur, a través del caño. Un poco más al norte, en la playa de Camposoto, volvimos a echar pie a tierra (esta vez en el término municipal de San Fernando) para refrescarnos y preparar la tercera etapa, la del regreso.
 La aparición del levante complicó mucho los tres últimos kilómetros del recorrido. Aunque las olas llegaban de frente -menos mal- la intensidad del viento las fue haciendo cada vez más altas y la corriente nos planteó serias dificultades para mantener el rumbo adecuado. Afortunadamente, y a pesar de las derivas, todos pudimos doblar la Punta del Boquerón sin problemas dignos de mención y encontramos abrigo a la entrada del caño, entre los veleros fondeados. En la playa desde donde partimos, desembarcamos y pusimos punto final a la travesía.
Sería injusto no reconocer la maestría, la generosidad y la paciencia de nuestros guías (Eugenio, Jack, David, Mar…) que nos cuidaron y aconsejaron en todo momento haciendo fácil una travesía que, sin ellos, nos hubiese costado completar. Gracias de corazón. Con ellos compartimos unos refrescos en el chiringuito Bongo (en una playa que el levante se encargó de despejar en tiempo récord) y allí nació el compromiso de una próxima quedada en Córdoba donde devolver a nuestros anfitriones todas sus atenciones.
En resumen, una ruta breve (apenas 8 km) pero cargada de emociones que cubrió con creces todas nuestras expectativas. Aunque no hacen justicia a la belleza del entorno, hay algunas imágenes de la travesía en este álbum.

Publicado en Actividades del club | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Suspensión de la Ruta del Caimán 2020

La actual situación sanitaria que estamos sufriendo y la evolución de la pandemia del coronavirus en las últimas semanas nos han llevado a tomar la difícil decisión de suspender la edición 2020 de la tradicional Ruta del Caimán (nuestra duodécima edición), del mismo modo que se ha cancelado toda la programación de la Velá y todos los grandes eventos deportivos programados para este final de verano.
En las actuales circunstancias nos parece una irresponsabilidad reunir a más de medio centenar de personas (como hemos estado haciendo en los últimos once años) sin poder cumplir las distancias mínimas de seguridad ni garantizar la desinfección e higienización de todo el material que el Club pone a disposición de los participantes.
Queremos agradecer las muestras de cariño de todos los que se han interesado por la celebración de la Ruta del Caimán de este año y convocarles para la edición de 2021.
Lamentablemente, este año Lola, nuestra caimana, se queda en tierra.

Publicado en Actividades del club | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Jornada de Iniciación al Piragüismo

Dentro del programa de fomento del deporte «Piragüismo para todas y para todos», el Club de Piragüismo Córdoba convoca una nueva Jornada de iniciación al piragüismo, el domingo 2 de agosto. El objetivo de esta actividad es ofrecer a los interesados una primera toma de contacto con nuestro deporte e invitarles a conocer nuestro Club, cuáles son nuestras actividades y cómo nos organizamos y funcionamos.
La jornada se desarrollará en nuestra sede (IDM Centro Náutico, en el Balcón del Guadalquivir). Empezaremos con una breve charla teórica introductoria y con las primeras prácticas en seco. Después disfrutaremos de una travesía en K1, guiada por los miembros del Club, por el tramo del Guadalquivir comprendido entre el Puente Romano y el puente de la autovía. Comenzaremos la jornada a las 10:00 y terminaremos alrededor de las 13:00 h.
El Club de Piragüismo Córdoba pondrá a disposición de los participantes el material necesario, tanto de navegación (embarcaciones y palas) como de seguridad (chalecos salvavidas), así como las instalaciones de la IDM Centro Náutico (vestuarios y aseos). Los participantes deberán proveerse de su propio vestuario (gorra, ropa y calzado que se puedan mojar).
El precio de esta actividad es de 20 euros por persona; a los participantes que se hagan socios del Club de Piragüismo Córdoba en los próximos tres meses se les descontará el importe abonado de la cuota anual que les corresponda. Los menores de edad sólo podrán participar acompañados de su padre, madre o tutor.
Los interesados en participar deben contactar con la secretaria del Club (Asun, teléfono 687799595) para saber si aún quedan plazas disponibles y realizar el ingreso en la cuenta corriente del Club en Cajasur: ES38 0237 6028 0091 5838 5704.

Actualización (01/08/2020)
La jornada se desarrolló con todo éxito.
Las fotos están en este álbum.

Publicado en Actividades del club | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Los molinos de la lámina de Casillas

Esta mañana hemos echado los kayaks al agua en la lámina de Casillas.
Embarcamos junto a la isla de las Esculturas, en el muelle de la orilla derecha, y navegamos -río arriba- hasta el puente de San Rafael.
De la isla de las Esculturas queda poco menos que el nombre, porque la vegetación ha engullido por completo las doce obras de arte. Continuamos hasta el molino de San Lorenzo (también conocido como molino de Hierro o, más popularmente, molino de las Tripas) y, en la otra orilla, el molino de la Alegría, después de pasar bajo la pasarela del pantalán del Jardín Botánico. Desde allí, navegamos toda la lámina hasta el molino de Casillas, con el puente de Andalucía a mitad de tramo, y -desde la presa- volvimos las proas hasta el punto de embarque.

Las fotos de la travesía están en este enlace.

Publicado en Actividades del club | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

I Travesía Córdoba-Palma del Río

 Algo más de 72 kilómetros separan el embarcadero del Club de Piragüismo Córdoba (junto a la IDM Centro Náutico, Córdoba) del embarcadero del Club Viento Sur (en Palma del Río, bajo el viejo puente de hierro). Unir esos dos puntos a través del Guadalquivir era el objetivo de la I Travesía Córdoba-Palma del Río.
Palistas del Club de Piragüismo Córdoba, del Viento Sur y de Los Papafrita, así como amigos de Jaén, Moriles y Murcia, nos echamos al agua temprano para iniciar esta aventura en dos etapas. En el kilómetro 5 de la travesía apareció el primer gran obstáculo: el salto del molino de Casillas, todavía en el casco urbano de Córdoba. El gran caudal que lleva el río nos facilitó bastante la operación y antes de lo previsto nos encontramos bajo el puente de Abbás Ibn Firnás.
Muchos son los tributarios que alimentan el Guadalquivir en este amplio tramo; el más importante por la orilla izquierda, el río Guadajoz, nos recibió alrededor del kilómetro 10, a la altura del aeropuerto; algo más adelante, en la otra orilla, el arroyo Guadarromán separa los términos municipales de Córdoba y Almodóvar del Río, después de pasar junto a Majaneque y Encinarejo de Córdoba.
 Como corresponde a su curso bajo, el Guadalquivir transcurre sinuoso entre amplios meandros y encajonado en un denso bosque de ribera. Muy pronto, entre curva y curva, asomó la imponente figura del castillo de Almodóvar, una atalaya altomedieval construida sobre un castro romano y rescatada de la ruina en el primer tercio del s XX. La imagen del castillo de Almodóvar coronando el cerro de la Floresta, en la margen derecha del río, nos sirvió de guía durante los primeros treinta kilómetros de la ruta, y a su sombra desembarcamos, junto a los restos del portus de Cárbula (la Almodóvar romana) desde donde hace siglos partían las ánforas de aceite y los cargamentos de cereal en las barcazas que buscaban el océano Atlántico.
El siguiente hito lo encontramos diez kilómetros después, en la localidad de Posadas. Prácticamente equidistante, uniendo y separando ambos municipios, el río Guadiato entrega sus aguas al Guadalquivir por la orilla derecha, aguas menguadas tras su paso por la presa del embalse de La Breña. El término municipal de Posadas llega hasta el arroyo del Homenaje (en la margen izquierda) y, tras superarlo, aún nos faltaban un par de kilómetros para completar la primera jornada.
El azud de Ochavillo del Río, en el término municipal de Fuente Palmera, marcó el final de etapa. Este es el segundo obstáculo de envergadura, y el más complicado de salvar, de todo el recorrido. Gracias a la generosa ayuda de los compañeros del Club Los Papafrita, pudimos poner los kayaks en tierra y montar un campamento improvisado donde pasar la noche.
La segunda jornada, más corta y menos complicada, comenzó con la incorporación de un grupo de palistas del Club Viento Sur, que se nos unieron a la altura de la finca de Las Monjas.
 Durante varios kilómetros, el Guadalquivir hace de frontera entre Posadas (a la derecha) y Fuente Palmera (a la izquierda) hasta que, a la altura de la Hacienda Moratalla, entramos en tierras de Hornachuelos. La desembocadura del río Bembézar, por la margen derecha, y varias zonas de aguas rápidas, son sin duda en el principal atractivo de este tramo.
En el kilómetro 65 de la ruta llegamos al término municipal de Palma del Río, a partir del lugar donde el arroyo del Veredón del Mohíno confluye con el Guadalquivir. Surcamos un par de nuevas zonas de aguas revueltas antes de que se nos apareciera -por fin- la imagen de los impresionantes arcos atirantados del puente Reina Sofía.
El río todavía nos obligó a recorrer los últimos meandros antes de desembarcar, como estaba previsto, bajo el secular puente de hierro, donde nos esperaban los compañeros de Viento Sur -que se ocuparon del almuerzo-, los del Club de Piragüismo Córdoba -que habían preparado la logística para el regreso- y los del Club Los Papafrita, a quienes quisimos agradecer su nunca suficientemente valorada colaboración.
Qué mejor manera que este encuentro para poner el punto final a esta primera travesía Córdoba-Palma del Río que, estamos convencidos, no será la última.

Todas las fotografías de la actividad están en este álbum.

Publicado en Actividades del club, Otros clubes | Etiquetado , , , , , , , , , | 1 comentario

Acantilados de Maro-Cerro Gordo

 El Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo se extiende desde la cala de Calaiza (Almuñécar, Granada) hasta la Torre de Maro (Nerja, Málaga). Para recorrer su franja litoral (y algunos kilómetros de propina) nos reunimos un grupo de amigos, palistas de Córdoba (del Club de Piragüismo Córdoba, Palma del Río y Moriles), Jaén, Granada, Málaga y Almería.
Guiados y asesorados en todo momento por José Antonio (gracias por todo, compañero), echamos los kayaks al agua en La Herradura, en la playa de grava y arena oscura de esta pedanía de Almuñécar. Dos cerros flanquean la bahía: la Punta de la Mona (al este) y Cerro Gordo (a poniente), y hacia Cerro Gordo dirigimos las proas para, a apenas 500 metros (a partir de la playa de Calaiza), empezar a disfrutar de la espectacularidad de este paraje natural, una zona especialmente protegida por su importancia medioambiental.
 Durante todo el recorrido se fueron alternando las pequeñas calas y los escarpados acantilados, señalando el lugar en el que el mar engulle las estribaciones del parque de las sierras de Tejeda, Almijara y Alhama; escarpes coronados por media docena de torres de origen medieval (Cerro Gordo, Caleta, del Pino, Río de la Miel, Maro…) y horadados a nivel del mar por un par o tres de cuevas de lo más interesante, sobre todo, la de las Palomas. También visitamos varias playas: la de Cantarriján, en el límite entre las provincias de Granada y Málaga, la del Cañuelo, donde nos paramos a comer, y la de Burriana, en la que descansamos antes de emprender el regreso a La Herradura.
 Aseguran que proviene de la cueva de Nerja el caudal que, a través del arroyo Sanguino, se precipita al mar desde una altura de 15 metros: la cascada de Maro, el principal objetivo de nuestra travesía. La imagen y el sonido del agua dulce saltando al mar desde el acantilado es ciertamente hipnótica y atrapa y atrae a quien se atreve a acercarse hasta la chorrera. Toda una experiencia que no puede faltar en el currículum de cualquier piragüista.
Con los propósitos cubiertos, regresamos al punto de partida. En total, recorrimos entre 22 y 28 kilómetros (dependiendo de las ganas de «roquear» o de atajar que tuviera cada participante) en un mar en calma y con unas condiciones meteorológicas inmejorables. La ruta, el paisaje espectacular, la compañía excelente y el recuerdo de las sensaciones vividas nos fueron acompañando todo el camino de vuelta, invitándonos a preparar una nueva visita… antes incluso de salir del agua.

Hay fotos de la travesía en este enlace.

Publicado en Actividades del club | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Jornadas de iniciación al piragüismo (fotos)

Este fin de semana hemos disfrutado del río por partida doble: una jornada de iniciación el sábado y, otra, el domingo.
Este tipo de actividades tienen un triple objetivo:
1º. Dar a conocer y promover la práctica del piragüismo.
2º. Reivindicar el Guadalquivir como pista deportiva.
3º. Incorporar nuevos miembros al Club de Piragüismo.

Por nuestra parte, el trabajo está hecho (y muy gustosamente). Las fotos de las jornadas están en estos enlaces:

#Sábado, 13/jun
#Domingo, 14/jun

Publicado en Actividades del club | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario