Berrea en el embalse del Encinarejo

Hacía mucho tiempo que andábamos buscando un escenario desde donde poder disfrutar de la berrea, el periodo de celo de los ciervos. Este año, los socios de la «sección jiennense» del Club se ofrecieron a organizar una quedada «desorganizada» en la Sierra de Andújar, en el embalse del Encinarejo. Y, por supuesto, allí acudimos.
El pantano del Encinarejo embalsa las aguas del río Jándula, afluente del Guadalquivir por su margen derecha. Es un embalse pequeño dedicado, casi exclusivamente, a usos recreativos.
Embarcamos en el Área Recreativa del Encinarejo, en una pequeña cala a apenas 600 metros de la presa, y navegamos hacia el norte. Muy pronto comenzamos a oír la brama y a ver los venados entre las encinas de las dehesas y los quejigos de las zonas más elevadas. Avanzamos río arriba más de ocho kilómetros, hasta que se nos terminó el agua y el cauce se llenó de enormes bolos de granito, prácticamente a los pies de la presa que retiene el río en el otro embalse del complejo hídrico del Jándula. El pantano que se adivina tras esa presa es mucho mayor (322 hm3 frente a los 15 hm3 del Encinarejo) aunque la sequía lo mantiene al 25% de su capacidad.
Volvimos las proas y navegamos río abajo. Aprovechamos la arena de las orillas (resultado de la erosión del granito) para hacer varias paradas, mientras continuamos disfrutando de la riqueza geológica, vegetal y animal del entorno, acompañados por buitres, águilas y garzas en la mayor parte de la travesía. También desembarcamos junto a la presa -inaugurada en 1932- y visitamos el poblado que, hoy semiabandonado, acogió a los trabajadores mientras duraron las obras y algunos años más.
Los embalses del Encinarejo y el Jándula marcan el límite oriental del Parque Natural Sierra de Andújar, un espacio natural protegido que suma, a sus valores medioambientales, el atractivo del cerro del Cabezo y el santuario de la Virgen de la Cabeza, que no quisimos dejar de visitar. Solo nos faltó la observación de algún lince ibérico (el PN Sierra de Andújar es una de las principales reservas de este felino) pero algo había que dejar pendiente para la siguiente excursión.

Puedes ver las fotos de la actividad en este enlace.

Esta entrada fue publicada en Actividades del club y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.