Buscando embarques en Casillas

El próximo mes de junio, Córdoba va a acoger la primera gran concentración piragüera. Cuando tengamos cerrados todos los detalles haremos pública la convocatoria.
Lo que ya estamos haciendo es testar las distintas láminas de agua y buscar nuevas zonas de embarque, y hoy ha tocado recorrer la lámina entre el molino de Casillas y el puente de San Rafael.
Aunque la temperatura es casi primaveral, el cauce nos ha recordado que aún estamos en invierno: muy poco caudal y mucho barro en las orillas. Hemos embarcado en el azud de Casillas, a pesar de que apenas rebosa el agua y los kayaks se quedan muy por debajo del hormigón de la presa. También visitamos la desembocadura del arroyo de la Miel -cegada por el barro- y el muelle del Cordel de Écija -a más de un metro sobre el nivel del río-.
Rodeamos la isla de las Estatuas (aislada por el lodo y el olor fétido de los vertidos en la manga que la separa de la orilla izquierda) y nos acercamos hasta el pantalán flotante del Jardín Botánico, accesible desde el agua pero complicado desde la orilla.
También exploramos la margen derecha, donde descubrimos algunas playitas aptas para echar los barcos.
Lo peor de la jornada, que solo hemos podido embarcar y desembarcar en el cemento de Casillas. Lo mejor: que las expectativas -de aquí a tres o o cuatro meses- son inmejorables, y se nos han ocurrido un montón de ideas para mostrar este tramo -más desconocido pero tan atractivo como el de Miraflores/Arenal- a quienes participen en nuestra quedada.
Ah y, sobre todo, el día de solecito y la compañía. ¡Qué bonito día de kayak!
Hay algunas fotos en este enlace.

Esta entrada fue publicada en Actividades del club y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *