TRAVESÍA POR LA BREÑA

Cada vez se hace más difícil navegar por los ríos y arroyos que alimentan el embalse de La Breña. Desde que las lluvias del pasado invierno acelerasen el ritmo de llenado, han sido muchas las hectáreas anegadas, y lo que eran cauces encajonados se han transformado en anchos brazos del pantano.
Tras recorrer un camino de tierra de seis kilómetros, embarcamos junto al nuevo Puente de la Cabrilla. Primero nos dirigimos hacia la presa, para constatar cómo las antiguas construcciones han quedado sepultadas bajo las aguas. Después ascendimos el río de la Cabrilla aunque, después de mucho palear, no conseguimos alcanzar las colas.
     
La nueva presa de La Breña va a elevar el nivel del embalse más de setenta metros, pasando de los poco más de 100 hectómetros cúbicos de capacidad de la construcción original (en explotación desde los años treinta) hasta los más de 820 con que cuenta ahora.
Con el embalse a menos del 58% (476 hectómetros cúbicos), La Breña ya ha inundado buena parte de la cuenca del Guadiato, del río de la Cabrilla y del Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos. Si continúa este ritmo de embalsado, en unos pocos meses desaparecerán los cerros que aún salpican el pantano en forma de islas, conformando un paisaje muy parecido al de Iznájar.
 
Para ver el álbum de fotos sigue este enlace.
Esta entrada fue publicada en Actividades del club. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a TRAVESÍA POR LA BREÑA

  1. Los paseos en canoa son una de las mejores ofertas que nos ofrece el pantano de la Breña, teniendo total libertad para movernos por todo el pantano https://rinconesdelvalle.es/almodovar/embalse-de-la-brena/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *